Placeholder image

 El Forjista

 

 Tierra arrasada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este documental dirigido por Tristán Bauer con la narración de Darío Grandinetti, tiene el título adecuado para explicar las consecuencias del nefasto gobierno de Macri y su grupo de rapaces empresarios que no pensaron en otra cosa que en aumentar sus riquezas personales, que ya eran enormes en el momento de ingresar a la función pública.

Pero lo interesante de esta película es que no sólo se limita a describir las múltiples acciones en contra del país y sobre todo en detrimento de los sectores populares que desplegó con inusitada saña el macrismo, sino que también se muestra con imágenes que emocionan la resistencia del pueblo argentino al proyecto neoliberal y el proyecto desplegado por Cristina Fernández de Kirchner con la finalidad que un gobierno popular regresara a la Casa Rosada para llevar alivio a los hogares argentinos.

En lo relativo a los cuatro años de gobierno de Cambiemos casi nada se le pasó por alto al director, podemos decir que reseña casi sin olvidarse de nada, los padecimientos que atravesó el pueblo motivados por un feroz endeudamiento, empobrecimiento acelerado que condujeron a la desesperación del hambre que invadió regiones enteras de nuestro país, mientras los medios de comunicación, grandes responsables de esta tragedia nacional, intentaban tapar la realidad y pintar un país irreal, nunca se entenderá al macrismo sin explicar el papel de la prensa canalla y sus mercenarios.

Una atención especial merecen aquellos que perdieron la vida durante el gobierno neoliberal, ya sea producto de ajustes inhumanos o por la barbarie represiva que fue moneda corriente: las muertes de Sandra y Rubén en la escuela de Moreno producto de un escape de gas, la muerte de Santiago Maldonado después de la represión ilegal de la Gendarmería enviada por Patricia Bullrich, el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel por prefectos alentados por esa ministra y las evitables muertes de los 44 tripulantes del ARA San Juan que fueron enviados a una misión en un submarino que no estaba en condiciones para esa misión.

Existe otro aspecto muy importante que muestra la película y es la resistencia que se levantó contra el proyecto neoliberal particularmente en la marcha contra el 2X1 que la Corte Suprema y el gobierno quería aplicar a los genocidas y que debió recular luego de esa impresionante manifestación que dejó en claro que el tema de los Derechos Humanos se ha convertido en una bandera irrenunciable a pesar de los intentos macristas por retrotraer todos los logros obtenidos en años de lucha.

Otra manifestación de enorme repercusión y que muy bien puede considerarse el principio del fin del intento reeleccionista de Macri, fue la marcha contra la Ley Previsional, donde el gobierno se sacó la careta reprimiendo salvajemente para demostrar una vez más que no hay ajuste sin represión, que resulta aún más sangrienta cuando se pone a alguien tan sádico como Patricia Bullrich al frente de las fuerzas de seguridad.

A estas dos grandiosas protestas se le sumaron cientos más en todo el país motorizadas por los sectores sindicales en especial los que se agrupaban en la CTA y el sector de la CGT que lideraba Sergio Palazzo, como así también las organizaciones sociales que hicieron sentir su disconformidad con la situación en reiteradas oportunidades.

Por último, cabe remarcar la coherencia de Cristina Fernández de Kirchner desde aquella despedida en una Plaza de Mayo desbordada y agradecida el 9 de diciembre de 2015 cuando le dijo al pueblo que tuviera confianza en sus propias fuerzas y que tomara las banderas si algún dirigente se quedaba en el camino, para continuar en su primera citación en Comodoro PY por el operador judicial del PRO, Claudio Bonadío, cuando convocó a conformar a un gran frente en el que confluyeran todos aquellos que se sentían agredidos por el gobierno macrista, frente que empezó a tomar forma en 2017 llevando en la provincia a Cristina como Senadora y que concluyó cuando armó la fórmula con Alberto como candidato a presidente y ella como vice.

Conmueven las imágenes tomadas por drones en cada acto multitudinario de Cristina como aquellos en Comodoro Py en 2016, en Arsenal de Sarandí y en Racing en la campaña de 2017, o en cada presentación de su libro, pero mucho más emocionan los testimonios de esas personas humildes y de los militantes capaces de expresar la gratitud por los gobiernos que en 12 años y medios llevaron dignidad y mejoras continuas a cada hogar argentino.

Este documento deberá repetirse cada tanto para que las nuevas generaciones conozcan y algunos olvidadizos recuerden a que situación nos condujo esa derecha insensible y rapaz, y que juntos podamos repetir eso que se dice al final de la película: ¡Neoliberalismo Nunca Más!

Volver a la Página Principal