El Forjista

Juan Domingo Perón

Capítulo 66 - La tercera presidencia

El 12 de octubre de 1973 Perón asume su tercera presidencia con Isabel como vicepresidenta, el gobierno continúa con la política nacional y popular iniciada en el gobierno de Cámpora, que tenía como planteos fundamentales el Pacto Social entre trabajadores y empresarios, la nacionalización de los depósitos bancarios, el control estatal del comercio exterior, la existencia de precios máximos para los productos de primera necesidad, protección de la industria nacional para desarrollar el mercado interno y mantener los niveles de empleo, acuerdos políticos y económicos con los países de América Latina, inicio del comercio con los países de la órbita soviética, reducción de la deuda externa y mantenimiento de una política soberana que impida la injerencia del FMI y otros organismos del imperialismo.

El Congreso aprueba la Ley de Inversiones Extranjeras que pone límites al accionar de esas empresas en el país, se le permite ciertos márgenes de rentabilidad, pero poniéndoles topes que eviten los abusos, también se incluyen áreas de la economía donde no se permite la participación del capital extranjero.

Mientras el ERP continuaba con sus acciones, también comienzan a producirse cada vez con mayor frecuencia el asesinato de militantes de la JP y otras agrupaciones, el 31 de octubre son asesinados Pablo Marcelo Fredes integrante de la JTP y Antonio Deleroni miembro de la agrupación Peronismo de Base.

El 21 de noviembre por la madrugada el presidente se despierta con sensación de ahogo y pide auxilio, concurre López Rega quién le acerca un tubo de oxígeno, como no los encuentran en sus casas ni a Taiana ni a Cossio, se llama a un médico vecino Julio Luqui Lagleyze convocado por un custodio, quién diagnostica un edema de pulmón, el doctor le colocó tubos de goma en las extremidades para reducir la circulación y aliviar el corazón, Isabel le suministró unos medicamentes y al rato sintió alivio, cuando llegó el Dr. Cossio aprobó lo efectuado por Lagleyze que recibió el agradecimiento de Perón e Isabel. La Secretaria de Prensa anunció que el presidente se encontraba con una afección bronquial que lo obligaba a guardar reposo por algunos días.

Ese mismo día una bomba en su auto hiere gravemente al senador radical Hipólito Solari Yrigoyen quién era defensor de presos políticos y que había cuestionado la Ley de Asociaciones Profesionales impulsada por el gobierno, según Norberto Galasso la Alianza Anticomunista Argentina, grupo parapolicial organizado por López Rega todavía no había comenzado actuar, lo haría hacia fines de 1974, luego de la muerte de Perón, quienes realizaban actos terroristas contra militantes populares eran la CNU, el CdeO y grupos vinculados al sindicalismo.

Luego del asesinato de Rucci, López Rega comenzó a delinear la idea de conformar escuadrones de la muerte como existían en Brasil, el que fuera jefe de policía por esa época el militar retirado Miguel Angel Iñiguez confirmó esa versión y se la comunicó a Perón, quién le respondió que no le prestara atención a López Rega porque estaba loco y que como jefe de policía se atuviera estrictamente a la ley.

Sin embargo, López Rega procede hacia fines de 1973 a incorporar al Ministerio de Bienestar Social a varios policías retirados que habían sido exonerados de la Fuerza como Almirón y Morales, que pasan a desempeñarse como guardaespaldas de López Rega e Isabel y que luego organizarán la Tiple A.

A mediados de diciembre Montoneros produce un documento donde evidencia sus discrepancias con Perón, en un documento titulado “Ayer, juventud maravillosa, hoy, infiltrados” escrito por Firmenich, se decía: “Nosotros no hemos cambiado… Seguimos y seguiremos siendo peronistas porque el problema de hoy sigue siendo liberación o dependencia… Perón habla sólo de Recuperación Nacional, para recién después realizar la liberación”. (1)

Sin embargo, Perón estaba desplegando un claro programa que contrastaba con los aplicados  desde 1955, lanza un Plan Trienal que se planteaba la creación de un millón de puestos de trabajo, aumento del consumo popular, incremento de la participación de los trabajadores para llegar al 50%, duplicación de las exportaciones, aumento de la producción de energía, apertura del comercio exterior con los países socialistas, convenio comercial con China y venta de automóviles a Cuba rompiendo el bloqueo a que estaba sometido el país de Fidel.

En enero de 1974 Perón se muda de la casa de Gaspar Campos a la Quinta Presidencial, Taiana mencionó que el 1° de enero aparecen trastornos cardio circulatorios que persisten hasta el 10 cuando se produce un agravamiento de la situación, al día siguiente Taiana y Cossio les trasmiten a los ministros la gravedad de la situación, los ministros mostraron preocupación, mientras López Rega descreía del informe de los médicos. Le preguntaron cuanto estimaban que le quedaba de vida y Taiana estimó que, entre 6 y 8 meses, se crea un ambiente de grave preocupación que es interrumpido por un comentario desubicado de López Rega que según Taiana dijo: “Yo no creo en los doctores, ni en tanta gravedad. El general ha mejorado y se siente mejor porque yo también me siento bien. Es un faraón, que desde hace tiempo no existiría si no lo alimentara periódicamente con mis flujos magnéticos. Él absorbe mis flujos y yo retiro sus malos humores…”(2) López Rega fue interrumpido por Robledo que lo hizo callar.

Por esos días llega a Buenos Aires el médico y amigo español Florez Tascón que lo había atendido a Perón en su exilio español, confirma que el padecimiento cardio vascular había comenzado mucho antes de retornar a la Argentina y que poco antes de viajar a Buenos Aires había tenido un infarto, su recomendación era que hiciera reposo, evitar los actos públicos, el stress y los viajes, además mantener una presencia médica permanente, también arriba al país el médico Antonio Puigvert que había atendido al general en España quién también ratifica el opinión de sus colegas.

A pesar de los consejos médicos Perón recibe a Omar Torrijos el presidente de Panamá y deja sentada su opinión sobre ese país, reafirmando que los Estados Unidos deben devolver el control del Canal y que la ONU no puede seguir tolerando casos de evidente colonialismo.

El sábado 19 de enero por la noche 70 integrantes del ERP intentan copar el Décimo Regimiento de Caballería Blindada de Azul, produciéndose un intenso tiroteo que dura varias horas, el intento fracasa y los guerrilleros huyen, muere el coronel Camilo Arturo Gay, su esposa y un soldado conscripto Daniel González y quedan varios heridos, el teniente coronel José Francisco Ibarzábal es secuestrado, dos integrantes del ERP mueren y otros resultaron heridos.

Al otro día Perón realiza un fuerte discurso y asigna responsabilidades injustamente al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Bidegaín, quien renuncia, asumiendo el vicegobernador Vicente Calabró.

El gobierno decide modificar el Código Penal para ampliar las funciones represivas del Estado ante los sucesos de violencia guerrillera, los diputados con vínculos con los sectores de la Tendencia Revolucionaria afín a Montoneros se oponían, ellos eran Carlos Kunkel, Armando Croatto, Rodolfo Vittar, Nilda Garré, Diego Muñiz Barreto, Roberto Viudaña, Anibal Iturrieta, Alberto Gimenez, Juan Manuel Ramírez, Santiago Díaz Ortiz, Jorge Giellel y Juan Romero.

Perón les concede una entrevista a esos diputados que para su sorpresa se encuentran con las cámaras de televisión, la audiencia fue pública y no privada, le plantean a Perón la necesidad de realizar algunas modificaciones argumentando que el proyecto no había sido suficientemente discutido, Perón le responde que ese planteo lo debían realizar en el seno del bloque y les dice “El Poder Ejecutivo pide esta ley porque la necesita. Hay treinta asaltos que justificarían una ley dura, sin embargo, hasta ahora hemos sido pacientes, pero ya no se puede seguir adelante, porque de lo contrario la debilidad nuestra será la que produzca la propia desgracia del país, que es lo que queremos evitar”.(3)

Dos días después renuncian ocho diputados, ellos son:  Vittar, Vidaña. Iturrieta, Giellel, Kunkel, Croatto, Diaz Ortiz, y Muñiz Barreto; la ley es aprobada y a los pocos días se designa como Jefe y Subjefe de la Policía Federal a dos comisarios con fama de dureza: Villar y Margaride.

A pesar del distanciamiento producido, el 30 de enero Perón intenta una reconciliación convocando a una reunión de los sectores juveniles pero la vinculada a la Tendencia Revolucionaria decide no concurrir porque habían sido invitados sectores a los que consideraba responsables de ataques a locales de la JP.

La JP denuncia 17 atentados contra locales de la JP y cuestiona duramente la designación de los comisarios Villar y Margaride. Firmenich convoca a una conferencia de prensa donde muestra su profundo error en la caracterización del sindicalismo, al señalar que hay dos sectores en pugna el sindicalismo vandorista y el JP, es decir que coloca como principal enemigo al sindicalismo.

Aún con las disputas internas y las múltiples actividades que la presidencia le requería no dejaba de pronunciarse sobre temas fundamentales, en uno de ellos bien puede considerarse un pionero, cuando había muy pocos mandatarios que abordaran el tema, él señalaba en declaraciones para el Jornal Do Brasil: “Yo hubiese querido hablar del tema ecológico en las Naciones Unidas porque veo que no le hacen caso a este tema… Si no pensamos que tenemos que defendernos, el asunto va mal… Estamos frente a un mal común que se nos viene encima y del que todos tenemos que defendernos… El problema fundamental, dentro de unos años, será vivir. Y cuando llegue ese momento, el asunto va a ser muy difícil… Fíjese que se ha terminado la etapa de la nacionalidad y comenzó ya etapa del continentalismo. “ . (4)

Pero además se animó a romper el bloqueo que los Estados Unidos le imponía a Cuba, así lo expresaba el 5 de febrero de 1974: “El bloqueo establecido por Estados Unidos es un grave error… Yo les dije, hace años, a varios funcionarios, el grave error que cometían si atropellan a Cuba. Si Cuba quería hacer su propio destino, con sus propias manos, por qué no lo iba a poder hacer, si era un país libre y soberano… Siempre he estado en el mismo pensamiento. Es necesario que Cuba vuelva a ser- en el continente- lo que ha sido siempre: un país integrado”.(5)

El Ministro de Economía viaja a Cuba llevando una carta de Perón para Fidel donde le decía: “Tanto Usted, amigo Fidel, como yo, llevamos muchos años de permanente lucha revolucionaria. Ello otorga una experiencia invalorable que es preciso trasmitir a la juventud, para evitarle fracasos que se pagan siempre con dolor y sangre, inútilmente…. Puesto que somos un continente descapitalizado, que precisa su puesta en marcha por medio de la Unidad Fraternal, donde los intereses individuales sean considerados y respetados, cuando los mismos no afecten a la Comunidad Latinoamericana, y en ese desarrollo necesitaremos aumentar al máximo los habitantes en el continente”.(6)

Fidel le responde: “No hay mejor respuesta latinoamericana para ese bloqueo que los acuerdos de la República Argentina con Cuba… Me complace manifestarle nuestra plena coincidencia con su interés sobre la necesidad de una real unidad latinoamericana como la sola vía posible para la libertad completa de nuestros pueblos y para que América Latina juegue el papel que le corresponde en el mundo…. Deseo reiterarle, una vez más lo mucho que valoramos los cubanos el gesto argentino de reanudar las relaciones diplomáticas y económicas con nuestro país. Lo primero significó una prueba verdadera de independencia y soberanía política y un acto elementalmente justo. Lo segundo, unido a los créditos para la adquisición de equipos de producción argentina, un paso inteligente en lo económico y valeroso en lo político frente al imperialismo que con brutal saña se empeña inútilmente en estrangular el desarrollo de Cuba. Sabemos bien y agradecemos, que usted y el pueblo argentino, condenaron desde siempre semejante crimen”. (7)

Cuba padecía un bloqueo económico desde 1961 impuesto por los Estados Unidos, Perón restableció relaciones con ese país que estaban rotas desde el gobierno de Frondizi, Cuba recibe un crédito de 1600 millones de dólares lo que significaba para el país un significativo desahogo lo que llevó a Fidel a exclamar que “Argentina es un ejemplo de independencia y soberanía”.

 El 27 de febrero en Córdoba se produce un golpe de estado conocido como Navarrazo, el jefe de la policía el militar retirado Antonio Navarro se revela contra el gobernador Obregón Cano luego que éste lo denunciara por entregar armas a grupos de ultraderecha y ordenó su destitución.

Navarro se rebeló e hizo detener al gobernador y a su vice, el sindicalista combativo Atilio López, la policía tomó por asalto la casa de gobierno, se ocuparon estaciones de radio y se emitió un comunicado donde se señalaba que el levantamiento era “para erradicar la camarilla marxista de Obregón Cano”, los gremios ortodoxos decretaron un paro apoyando la asonada golpista y miembros de la JPRA salieron a la calle armados, se produjeron enfrentamientos entre los sectores en pugna con un saldo de seis muertos.

La Cámara de diputados de la provincia se convirtió en cómplice del atentado a las legítimas autoridades al hacer jurar como gobernador al presidente de esa cámara, luego de eso la policía dejó en libertad a Obregón Cano y Atilio López. El 5 de marzo el Senado Nacional aprobó la intervención de la Provincia designando a Duilio Brunello, un hombre cercano al Ministro de Economía José Gelbard.

El 22 de marzo de 1974 Montoneros asesina al sindicalista Rogelio Coria secretario General del Gremio de Construcción UOCRA y un símbolo de colaboracionismo con la dictadura, al día siguiente resulta baleado Juan Manuel Abal Medina que no recibe heridas de consideración.

En Mendoza también se produce el relevo del Gobernador Martínez Baca por tener cercanías con los sectores juveniles la vía para este golpe a las instituciones es mediante el juicio político en la legislatura, aquellos gobernadores sospechados de no alinearse con los sectores ortodoxos estaban siendo desplazados.

Ir al capítulo siguiente

---------------------

(1) Norberto Galasso, Perón. Exilio , resistencia, retorno y muerte. Tomo II Colihue 2011 Pag. 126

(2) Idem Pag. 1270

(3) Idem Pag. 1274

(4) Idem Pag. 1278

(5) Idem Pag. 1280

(6) Idem Pag. 1281 y 1282

(7) Idem Pag. 1282 y 1283

Volver al índice