El Forjista

Juan Domingo Perón

Capítulo 14 - El camino a la independencia económica

Aún antes de asumir se tomaron medidas fundamentales para romper las cadenas de la dependencia económica y marchar hacia una gestión donde las decisiones se adoptaran en el país y no por los gerentes designados en Inglaterra.

El 25 de marzo de 1946 se decide la nacionalización del Banco Central, por más extraño que parezca ese organismo dependía de funcionarios nombrados en Gran Bretaña, Perón señalará tiempo después que esta medida fue esencial para poder realizar todo lo que vino después.

Un mes más tarde se adoptó otra medida trascendental, la nacionalización de los depósitos bancarios, esto significaba poner el ahorro nacional al servicio de la industrialización y por consiguiente del trabajo argentino.

Y en mayo se decide la creación del Instituto de Promoción del Intercambio (IAPI) que significaba, nada menos que la nacionalización del comercio exterior, que hasta ese momento era manejado por las grandes corporaciones como Bunge y Born, Dreyfuss y otras cerealeras, quienes fijaban arbitrariamente el valor de los productos, ahora sería el Estado el encargado de establecer ese precio que también velaba por los intereses de los chacareros de los cuales se abusaban las corporaciones.

El gobierno dispuso una serie de expropiaciones de tierras pertenecientes a familias tradicionales de la oligarquía con la finalidad de entregarlas a pequeños y medianos productores, en enero de 1946 se expropian las fincas en Jujuy de Robustiano Patrón Costas que abarcaban unas 365.000 hectáreas, también se procede con la expropiación de tierras cercanas a la localidad de Gualeguaychú en Entre Ríos pertenecientes a las familias de María Unzué de Alvear, Delia Álzaga de Pereyra Iraola, Concepción Unzué de Cáceres, Martín Gomez Álzaga, con un total de 25.000 hectáreas, en Salto se expropiaron 3.500 hectáreas de la familia Estragumou.

Sin embargo, la intervención del ministro Miranda hizo que se paralizaran estas expropiaciones, cambiando la modalidad en la entrega de tierras del Estado para que pudieran ser colonizadas por pequeños y medianos productores, no obstante, hubo algunas expropiaciones puntuales más, como las de la familia Pereyra Iraola en las cercanías de La Plata, un campo de 8.000 hectáreas de la familia Bemberg y una finca de Federico Pinedo en Villa la Angostura.

El oficialismo había logrado en la elección 109 diputados, bancada que estaba conformada por 70 del Partido Laborista, 27 de la UCR Junta Renovadora, y otros 12 de agrupaciones menores, en tanto que la oposición logró apenas 49 diputados, 44 de ellos del radicalismo, 2 conservadores, 1 de la democracia progresista, 1 bloquista de San Juan y 1 de la UCR antipersonalista. Ricardo Guardo fue elegido presidente de la Cámara.

En el senado los 26 legisladores pertenecen al oficialismo quedando en cuestión los dos de la oposición correspondientes a Corrientes que no asumieron en la oportunidad por estar cuestionados, es elegido como presidente provisional de la Cámara Diego Luis Molinari.

El 4 de junio de 1946 asumió la presidencia, sin la presencia en el Congreso de la oposición lo que marcará las características de la misma que desde un inicio hizo todo lo posible para erosionar primero y derrocar después al gobierno peronista, los autores antiperonistas han puesto muchas veces en cuestión la autenticidad democrática del peronismo, pero callan sistemáticamente estas actitudes muy poco respetuosas de la voluntad popular.

La oposición le volvía a dar la espalda al pueblo argentino que multitudinariamente se reunió en la Plaza de Mayo para mostrar su entusiasmo por la asunción de un presidente que en nada se perecía a los anteriores y que consideraban como alguien cercano a ellos.

Scalabrini Ortiz dirá unas sencillas palabras para graficar la situación: “Por primera vez desde hace muchos años asume el mando un jefe que sólo debe el poder a su propio pueblo. Todos los órdenes constituidos fueron sus opositores decididos y aun enconados: la aristocracia oligárquica, la finanza local y extranjera, la prensa que expresa la opinión de esa oligarquía y esa finanza, la inteligencia con título y hasta el cómodo burgués que se atemoriza de vivir y que quisiera que sus días fueran siempre idénticos los unos a los otros, como los días de un cadáver…”. (1)

A pesar del triunfo claro del peronismo y el reconocimiento de que las elecciones habían sido ejemplares luego de mucho tiempo, concluyendo con el denominado “fraude patriótico” que burlaba de manera descarada la expresión de las mayorías, ahora la oposición cuestionaba que Perón no tendría que haberse presentado a las elecciones porque antes había sido vicepresidente, quién llevó la voz cantante de la oposición para sentar su posición fue el dirigente radical Arturo Frondizi que tiempo después reconoció el error en que incurrió la oposición en su conjunto.

Dijo el dirigente radical: “No hay duda de que nuestra actitud fue políticamente equivocada, al margen de las consideraciones jurídicas que pudieran hacerse y aun de la forma en que cumplió la campaña electoral”.(2)

En el Congreso Perón lanzó una frase que aún es citada de memoria por sus partidarios, ante las bancadas de los opositores vacías lanza una de sus frases más recordadas: “Llamo a todos al trabajo que la Patria tiene derecho a esperar de cada uno. Quienes quieran oír que oigan, quienes quieran seguir que sigan. Mi empresa es alta y clara mi divisa; mi causa es la causa del pueblo, mi guía es la bandera de la Patria…”. (3)

Perón armó un gabinete con mucha presencia sindical, Atilio Bramuglia, abogado y dirigente gremial fue designado ministro de Relaciones Exteriores, una figura clave en la economía en los primeros años de gestión fue el empresario Miguel Miranda el principal asesor que ocupó varios cargos como presidente del IAPI, presidente del BCRA y fue ubicado al frente del Consejo Económico Social.

Ramón Carrillo a cargo del Ministerio de Salud Pública fue un destacado colaborador de ese gabinete realizando una impresionante tarea para mejorar de manera notable la salud de los argentinos. Ramón Cereijo fue ministro de Hacienda, su apellido quedará emparentado con el club Racing Club de Avellaneda.

El sindicalista Angel Borlenghi del gremio de Comercio fue designado ministro del Interior, Oscar Nicolini cuya designación al frente del Correo desató el embate contra Perón que concluyó con su detención, fue designado ministro de Comunicaciones, José María Freire del gremio del vidrio a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión.

El español José María Figuerola a cargo de la Secretaría de Asuntos Técnicos y el hermano de Eva Juan Duarte como Secretario Privado de la Presidencia.

También ocuparon puestos destacado muchos militares que acompañaron a Perón desde sus inicios, Juan Pistarini asumió en Obras Públicas, Juan Humberto Sosa Molina ministro de Guerra y el capitán de Navío Fidel Añadón en Marina.

Pero sin cargo alguno, Eva Duarte de Perón iniciará una carrera política rutilante que atraerá hacia su figura los más apasionados odios y amores, claro que esas pasiones emanaban de muy diferentes capas de la sociedad, hasta ese momento había cumplido una función secundaria, en la campaña electoral se limitó a acompañar a Perón en sus recorridos por las provincias, pero no habló, su intervención se limitó a participar en algún acto de mujeres peronistas.

Pero a partir de ese momento comenzó a desplegar una actividad social en beneficio de los más necesitados que sólo la muerte pudo detener, Eva se instaló primero en la Dirección de Correo y Telecomunicaciones y luego se trasladó a la Secretaría de Trabajo y Previsión.

Una de las primeras decisiones adoptadas por el gobierno estaba relacionada con el bolsillo de los argentinos, se establece que los precios serían controlados por el Estado fijando valores máximos, a la vez que se enviarían inspectores a vigilar los precios en los comercios, también se procede a congelar los alquileres prorrogándose de manera automática los contratos de las locaciones suburbanas y los arrendamientos rurales.

Estas medidas en conjunto con el aumento salarial dispuesto en diciembre y la generalización del aguinaldo promoverán en poco tiempo un incremento del consumo popular como nunca se vió en el país.

Félix Luna cita al investigador norteamericano Samuel L. Bailt que indicó que el salario de los obreros especializados ascendió entre 1946 y 1948 un 35 %, mientras que el de los no especializados se incrementó aún más, alcanzando un 40%. La CGT que tenía en 1946 450.000 afiliados saltó a 2.300.000 en 1951. (4)

Perón también fue un pionero en lo relacionado a la soberanía territorial en la Antártida, durante su gobierno se concretaron establecimientos permanentes en la Isla Melchior en 1947 y después en la Isla Decepción.
El 19 de noviembre de 1947 la Armada Argentina inauguró el Refugio Caleta Péndulo en Puerto Foster, el 25 de enero de 1948 el Destacamento Naval Decepción en Bahía Fumarolas y el 3 de enero de 1953 el Refugio Naval Thorne en la bahía Telefón de Puerto Foster.

En 1951 se realizó una expedición polar que estableció una base en el círculo Polar Antártico, ese mismo año se creó el Instituto Antártico y más tarde se instaló la Base General San Martín, el primer establecimiento permanente en el círculo polar antártico, al año siguiente fue inaugurada la Base Esperanza.

Ir al capítulo siguiente

----------------------

(1) Norberto Galasso. Perón. Formación. Ascenso y Caída 1893 1955. Tomo I Colihue 2011 pag. 419

(2) Idem

(3) Idem pag. 420

(4) Félix Luna. Perón y su tiempo. Tomo I. La Argentina era una fiesta. Ed. Sudamericana 1984. Pag. 118 y 119

 

Volver al índice