El Forjista

Las inmaculadas

Las inmaculadas son mujeres que han asumido para sí, sin que nadie las designe, el rol de juezas de la moral, o mejor aún, el de inalcanzables diosas, con la predisposición para determinar quiénes merecen el infierno y aquellos pocos que serán dignos de alcanzar el cielo habitado sólo por ellas y un minúsculo grupo de agraciados que pudieron sortear su juicio implacable.

Son ellas quienes están en posición de determinar quién es corrupto, tirano o inepto porque ocupan un lugar privilegiado en el Olimpo al que muy pocos pueden acceder, porque quienes administran las entradas son fuerzas poderosas que además son las propietarias de los grandes medios de comunicación.

Esa ubicación privilegiada en un cielo para pocos, les otorga una autoridad que no permite discusión, que ni siquiera merece explicación, porque alguien es corrupto sólo porque ellas con toda su autoridad moral lo determinan.

Florencia Arietto es una de las inmaculadas, ya ocupaba un puesto político en la ciudad de Buenos Aires y ahora se conoció que fue designada como asesora de Patricia Bullrich, precisamente el mismo día en que seis prefectos a las órdenes de Bullrich fueron condenados por torturar a dos jóvenes que viven en una villa de Barracas.

Arietto se ha incorporado a ese selecto grupo que componen Carrió, Stolbizer y Ocaña, que tan ocupadas se encuentran persiguiendo corruptos y todo tipo de malandras que no pueden perder tiempo en informarse que las fuerzas de seguridad del gobierno al que sirven, actúan de manera criminal, particularmente contra jóvenes de las clases desamparadas, tan alta es la misión de las inmaculadas que no pueden detenerse para atender estos casos.

Arietto servirá sin pruritos de ningún tipo a quién fue la responsable política de las muertes de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, y quién se ha convertido en la principal fan del policía Chocobar, lo que ha producido una reproducción alarmante de otros chocobares adeptos incorregibles al gatillo fácil.

Una característica de las inmaculadas es que cambian de partido como de ropa interior, Arietto pertenecía al Frente Renovador al que abandonó para pasar a servir al macrismo y de paso cobrar dos sueldos, por cierto que en eso de cambiar de partidos nadie se iguala a Carrió que se ha convertido en una Godzilla de los partidos que ella misma ha creado.

Hace un tiempo cuando un legislador llamado Borocotó, luego de ser elegido por el PRO saltó hacia el kirchnerismo, la prensa canalla se horrorizó y demonizó al político, pero cuando cotidianamente personajes de la política saltan al macrismo para obtener favores personales, esa misma prensa lo festeja con algarabía inusitada.

Tan ocupadas están estas señoras en perseguir a rateros, buscar bolsos y bóvedas, profundizar excavaciones en la Patagonia que no les queda tiempo alguno para ocuparse de las cuentas offshore de los funcionarios, verificar quienes se beneficiaron con el dólar futuro, ver  lo que ocurre con las deudas al Estado por el grupo familiar que tenía la posesión del Correo, los millones blanqueados por algunas familias prominentes, los aportantes truchos para campañas electorales, el espionaje a opositores, la persecución a los mapuches y otros pequeños problemas que no merecen la atención de tan importantes y celestiales personas.

Pero la característica más notoria de este estrecho círculo de mujeres virtuosas es el de su antiperonismo visceral que adopta dos actitudes claramente apreciable, el de su profundo desprecio por el sindicalismo y a todo lo signifique organización de los trabajadores, pero sobre todo un odio que posiblemente tengan una alta cuota de envidia, por quién representa  a Satanás en la tierra que no es otra que Cristina Fernández de Kirchner.

 

Volver a la Página Principal