El Forjista

Kirchner y el arte de lo imposible

Biografía de Néstor Kirchner

Capítulo 40 - Kirchner enfrenta a la oligarquía

El censo de 2002 mostraba que 35 millones de hectáreas estaban controladas por 936 propietarios a razón de 38.000 hectáreas cada uno mientras que 150.000 propietarios explotaban 2,2 millones de hectáreas a razón de 16 hectáreas cada uno, el 2% de los terratenientes es dueño del 50% de la tierra.

Entre los grandes propietarios se cuentan los pools de siembra, grandes empresas, capitales financieros, nombres famosos muchos de ellos extranjeros como Benetton que posee en la Patagonia 970.000 hectáreas, Douglas Tompkins, Joseph Lewis, Ted Turner. Se calcula que 20 millones de hectáreas están en manos de extranjeros.

El sector agropecuario es dominado por las grandes empresas exportadoras de cereales y oleaginosas como por ejemplo Cargill, grandes productores sojeros, pools de siembra donde la familia Grobocopatel controla varios fondos, Monsanto y otras productoras de semillas transgénicas y agroquímicos.

En 2007 Cargill exportó 4.094 millones de dólares un aumento de 65% con respecto al año anterior, la segunda comercializadora era Bunge que alcanzó 2692 millones 31 % más y  Dreyfuss 2.033 más del 45 %.

Otras grandes ganadoras son las aceiteras General Deheza, Vicentín, Molinos Río de La Plata y Nidera que exportaron ese año por valor de 14.500 millones de dólares, el 26,6 % del total de las exportaciones.

También existen grandes y medianos propietarios que arrendan sus tierras a pools de siembra sin riesgo alguno y con una ganancia asegurada ya sea que sea que se inunde, granice o haya una sequía.

El periodista Reynaldo Sietecase nos dice sobre las grandes empresas exportadoras: “Las siete empresas que concentran el ochenta y cinco por ciento de las exportaciones pasaron inadvertidas en la contienda. Sin embargo, en este caso, sus intereses fueron defendidos cabalmente por la Mesa de Enlace”(1)

A partir de la utilización de la soja transgénica la frontera agrícola se fue extendiendo, comenzando a ocupar campos que antes se utilizaban para ganadería, tambos u otros cereales, también produjo una preocupante deforestación en provincias como Salta, Chaco y Santiago del Estero.

Kirchner se puso a la cabeza de la batalla por las retenciones, enfrentando a poderosos terratenientes y desnudando las mentiras de los medios, esa fue la razón por la cual, el presidente que se retiró con una imagen positiva del 70 % sufrió una agresiva campaña de desprestigio por esos medios de comunicación, lo que siempre ocurrió en nuestro país con aquellos pocos presidentes que se atrevieron a plantarse ante el poder económico.

El 25 de abril de 2008 en un acto del PJ en Ezeiza, Kirchner decía: “Duele en el alma que argentinos a los que les va tan bien, que tienen tanta rentabilidad, que ganaron tanto dinero, duele verlos mirar con la espalda y la nuca a los argentinos. No les importa el estómago ni el bolsillo de las familias de los argentinos. ¡Les importa la de ellos, nomás!”(2)

El 17 de junio en una conferencia de prensa realizada en el Hotel Panamericano dice entre otras cosas lo siguiente: “Lo de las retenciones no es una medida fiscalista, sino que es una medida que tiende a la reconversión productiva y que tiende a la redistribución del ingreso… Quieren que estas retenciones no existan para llevarse toda la renta y que los productores y que los productos en la Argentina tengan valor internacional. Estamos defendiendo la mesa de los argentinos”

No ocultaba su molestia con este sector que además de codicia hacía gala de la prepotencia de los poderosos:  “Tratan de forzar situaciones donde pareciera ser que algunos se pueden expresar, algunos pueden cortar la calle, algunos pueden cortar la ruta, que algunos le pueden pegar a otra persona, algunos pueden ir a insultar gratuitamente a cualquiera como si eso fuera una práctica democrática, porque lo que están haciendo señores que por ahí son más blancos que otros y evidentemente hay otros que no se pueden ni siquiera expresar y ni siquiera pueden convocar a un acto porque es un acto de provocación. Si nosotros los argentinos democráticos, progresistas, justicialistas y los que no lo son convocamos a reunirnos en defensa de la democracia es un acto provocativo. Ahora cuando salen a agredir, insultar, a cortar calles, a atacar en las casas a dirigentes y demás en un acto de la democracia…”(3)

En un acto de apoyo al gobierno realizado en la Plaza de los Dos Congresos donde Kirchner fue el único orador expresó: “Que de esta plaza no salga un solo gesto de rencor, sino de dignidad; que no salga un gesto de odio, pongamos la otra mejilla. A los jóvenes les digo sean transgresores, opinen, la juventud tiene que ser un punto de inflexión del nuevo tiempo”.(4)

Además, hace un resumen de las principales medidas concretadas por su gobierno y el de Cristina, describe como mejoró la situación del agro en esos años y denuncia el intento de desestabilización que estaba intentando la oligarquía.

Realiza en encendido elogio de la presidenta a la que llama una mujer con coraje que no está dispuesta a arreglar el conflicto de cualquier forma, porque ella tampoco iba a dejar las convicciones en su casa cuando llegó a la presidencia para realizar un gobierno con inclusión social y ponerse al frente de la lucha por la redistribución del ingreso.

El día que se votó la ley en el Senado, Kirchner siguió el debate toda la noche desde la Quinta de Olivos, acompañado por Zannini, Icazuriaga, Scoccimarro, el secretario privado Juan Alarcón y su viejo amigo Osvaldo Sanfelice, en cambio la presidenta se despidió de ellos diciendo: “Me voy a dormir. Ya sé cómo termina esto: Cobos nos va a traicionar. ¿Ustedes se van a quedar despiertos?”.(5)

En el Congreso Nacional de los Camioneros efectuado en Necochea el 21 de noviembre de 2008 lanzó la siguiente ironía: “Uno en la política a veces acierta o desacierta. Ojalá fuera perfecto. Uno va aprendiendo. Y ahora, todas las mañanas, a veces Cristina se acuerda y me dice: ‘¡Qué vicepresidente me pusiste Néstor!’”.(6)

Crsitina volvió al rato se enteró cómo había votado Cobos sin sorpresa alguna y le dijo a Kirchner que también se fuera a dormir y mandó al resto a descansar por que “hoy tenemos que empezar a remontar esto”.

Kirchner se fue a dormir, llevaba cuatro horas de sueño cuando fue despertado para comunicarle una terrible noticia, la muerte de su amigo Oscar Cacho Vázquez, que había sido testigo de su casamiento, a la tristeza se sumó la rabia de saber que se encontraba en la Plaza del Congreso viendo la sesión en una pantalla gigante cuando le dio un infarto, fue llevado al Sanatorio Mitre pero no se recuperó, el cuerpo de Cacho Vázquez fue trasladado a Río Gallegos, Kirchner voló hacia allá para estar presente en el sepelio, antes llamó a varios funcionarios y les dijo : “¡Qué gobiernen Cobos y Magnetto!”

Comenzó a correr el rumor de una posible renuncia de Cristina, la presidenta le contó a algunos de sus amigos que su esposo estaba muy mal producto de la muerte de Vázquez y arrepentido por haber promovido a Cobos a la vicepresidencia, pero que ella nunca había pensado en renunciar.

Al día siguiente de la votación Cristina fue a la Casa Rosada desde donde llamó a Agustín Rossi, negó que fuera a renunciar y le pidió que citara para el día siguiente en Olivos a los 129 diputados y 36 senadores que habían votado a favor de la resolución 125.

Esa misma tarde voló a Chaco para inaugurar una obra de ampliación del aeropuerto de Resistencia junto al gobernador Capitanich en ese acto señaló: “Estoy acá para reencontrarnos y mirarnos sobre todo hombres y mujeres de pueblo, y saber al mirarnos a los ojos que jamás nos hemos traicionado, que siempre hemos elegido un camino que es irrenunciable: respetar los intereses de los que menos tienen y ser una correa de transmisión para volver a construir una Argentina integrada” (7)

Por su parte Cobos decidió cambiar el medio de transporte que lo conduciría a Mendoza en vez de avión utilizó el auto que lo paseó por las ciudades ganaderas de la ruta 7, donde era recibido como un salvador, paró varias veces para recibir abrazos y besos, tal vez los rumores de renuncia lo llevaron a entusiasmarse, pero esos fueron sus cinco minutos de fama.

Los productores rurales mandaban mensaje a los pueblos por los que pasaría el vicepresidente para organizar la recepción, en San Luis la policía provincial hizo de escolta de la caravana que lo acompañaba, ingresó a su provincia en medio de una multitud que lo fue a recibir, cuando llegó a su casa unas mil personas lo aguardaban y salió al balcón a saludar a los presentes.

La derrota permitió a muchos argentinos darse cuenta que esta movida de las patronales era destituyente y les quedó claro que ese era el único gobierno dispuesto a enfrentar a las clases pudientes después de mucho tiempo, especialmente los jóvenes comenzaron a ver la política como una posibilidad de establecer una sociedad más justa.

La disputa también se desarrolló en el plano cultural, hubo intelectuales como Beatriz Sarlo y Tomás Abraham que cuestionaron al gobierno al que le atribuían soberbia y autoritarismo, mientras que los miembros de Carta Abierta apoyaron al gobierno y declararon que las patronales estaban creando un clima para destituir al gobierno.

Durante el conflicto y después también, hubo innumerables expresiones de quienes estaban a favor de los empresarios rurales que no dejaron duda de sus intenciones antidemocráticas y profundamente reaccionarias.

Durante el conflicto el dirigente de las Confederaciones Rurales Argentinas CRA, Mario Llambías declaró desde el túnel del tiempo: “Logramos despertar conceptos que en el país parecían perdidos y sobre todo de conciencia nacional de que tenemos que tener un amor a la patria que parece que algunos no están convencidos y quieren reemplazar nuestra bandera nacional por un sucio trapo rojo”.

Mientras que Néstor Roulet de la misma organización afirmaba: “Tres instituciones hicieron grande la Argentina: La Iglesia, el Ejército y el campo” (8)

Mientras que el “simpático” De Angelis se comportaba como un verdadero mafioso cuando amenazaba a un legislador: “Cantero, si quiere volver en paz a su provincia, convoque, o a lo mejor prefiere migrar… Tendría que convocar por el bien de sus hijos y de sus nietos” (9)

Incluso después de concluido el conflicto hubo dirigentes que con sus declaraciones confirmaron sus intenciones desestabilizadoras, Eduardo Buzzi afirmó que: “En la Comisión de Enlace hay una actitud de ir desgastando y erosionando desde donde se pueda a este gobierno”(10)

Jorge Chemes dirigente rural de Entre Ríos decía en mayo de 2009: “Como en la guerra, hay que ir matando a los de la primera fila. Hay que barrer a la mayoría, a la mugre, para después sí empezar a remar… Hay que cortarles las manos a los Kirchner porque vienen por más”. (11)

El 19 de abril de 2009 el dirigente de la Sociedad Rural Hugo Biolcati fue invitado al programa de Mariano Grondona, ambos pusieron en dudas que el gobierno de Cristina pudiera terminar su mandato, y expresaban su beneplácito con que Cobos la reemplazara.

Por supuesto uno de los mayores focos destituyentes fue el diario Clarín, a través de Julio Blank comparaba a la presidenta con De la Rúa: “Para seguro disgusto de la Señora Presidenta, aunque no es esa la intención, flota en el aire una inevitable tentación a comparar las dimensiones, características y efectos del cacerolazo que le zamparon esta semana, con aquel que le dio el pasaporte de salida a Fernando de la Rúa”.(12)

En tanto que Hermenegildo Sabat el dibujante del grupo Clarín mostraba a la presidenta con una mordaza denunciando las intenciones de la corporación de silenciarla, fue el primero de una serie de dibujos ofensivos del dibujante que había entregado su talento para defender a los poderosos

Ir al siguiente capítulo

(1) Kamikazes. Los mejores peores años de la Argentina Reynaldo Sietecase. Aguilar. 2012. Pag. 68
(2) Quisiera que me recuerden. Néstor Kirchner Compilación Luz Laici. Editorial Planeta 2010 pag. 165
(3) Idem pags.163 y 164
(4) Idem pag. 31
(5) Diez años. Una década de gobierno kirchnerista. Daniel Míguez. Planeta 2013. Pags. 272 y 273
(6) Quisiera que me recuerden. Néstor Kirchner Compilación Luz Laici. Editorial Planeta 2010 pag. 30
(7) Diez años. Una década de gobierno kirchnerista. Daniel Miguez. Planeta 2013. Pag. 280
(8) Néstor el presidente militante. Gabriel Pandolfo. Aguilar 2011. Pag. 258
(9) Idem Pags. 258 y 259
(10) Idem Pag. 258
(11) Idem Pag.259
(12) Diez años. Una década de gobierno kirchnerista. Daniel Míguez. Planeta 2013. Pag. 225

Volver al índice