El Forjista

Kirchner y el arte de lo imposible

Biografía de Néstor Kirchner

Capítulo 23 - Prevención de la violencia contra la mujer

La periodista Mariana Carbajal especialista en temas de género escribió: “Las mujeres tienen mucho que agradecerle a Néstor Kirchner (aunque algunas, tal vez muchas, no lo sepan) Durante su gobierno se produjeron avances significativos que la beneficiaron directamente”. (1)

Durante su presidencia se designó a dos juezas en la Corte Suprema siendo las primeras designadas en democracia en ese tribunal y Nilda Garre ocupó el Ministerio de Defensa cargo en el que siempre eran designados varones.

Atendamos nuevamente lo que dice Carbajal: “Dio empuje al Programa de Salud y Procreación Responsable, la jubilación para amas de casa y empleadas domésticas que no habían hecho aportes o no les alcanzaban… Durante la gestión de Kirchner se avanzó con la elaboración de una guía de atención integral de los abortos no punibles, que estableció el protocolo a seguir en esos casos…En 2006 el gobierno convocó a Eva Giberti para dirigir el programa “Las víctimas contra la violencia”… para asistir a mujeres y niñas víctimas de distintos tipos de violencia, intrafamiliar y también sexual, con un abordaje novedoso, con brigadas móviles y equipos interdisciplinarios especializados que actúan en la emergencia”. (2)

Eva Giberti es psicóloga, psicoanalista, docente universitaria, asistente social, Doctora Honoris Causa en Psicología de la Universidad Nacional de Rosario y Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, tiene una enorme cantidad de libros publicados y escribió recientemente un artículo donde comentó cómo fue esa convocatoria efectuada durante la presidencia de Kirchner.

Un día fue citada por Aníbal Fernández al Ministerio del Interior, el ministro le comentó que el presidente está “furioso y preocupado” por los hechos de violencia contra la mujer, unos días antes un sujeto había violado a una madre y su hija de 12 años, el violador huyó creyendo que ambas estaban muertas, pero la niña sobrevivió y pudo acusar al responsable del criminal ataque.

Giberti comentó que Aníbal Fernández le dijo: “Entonces yo quiero que usted con su equipo (yo no tenía ningún equipo. Era docente en la UBA, en el posgrado de violencia familiar) forme una brigada para que atienda inmediatamente a estas víctimas; para que no las interrogue la policía sino ustedes y después inicien la causa, las lleven al hospital y les apliquen el protocolo contra el virus del sida y el riesgo de embarazo”.

Lo escuchó sorprendida porque no estaba preparada para todo lo que le estaba diciendo Fernández, el ministro continuó: “También quiero que me redacte una nueva ley de violencia familiar porque la que hay no sirve y además en las provincias no se aplica”.

Giberti le aclaró que no era abogada recibiendo por respuesta que debía a tener conocidos o amigos que lo fueran y la instó a empezar de inmediato y agregó “Y por fin cree otra brigada contra la prostitución infantil. Estamos hartos de que cuando viajamos a las provincias se nos ofrezcan chiquilinas de doce años y algún atorrante se aprovecha de eso…”

La psicóloga le explicó que eso es muy difícil porque es una lucha que se está dando en todo el mundo, donde no siempre se obtienen resultados por la complicidad de policías y gobiernos, Fernández le contestó: “No importa, vamos a intentarlo. Usted invente esa brigada. Tiene el apoyo de toda la policía para las brigadas que vaya a crear”.

A continuación, Giberti le señaló que para eso faltaba una ley contra la trata de personas, entonces el ministro que siempre se destacó por su operatividad le dijo que empezara a redactarla.

En esos momentos el ministro le anuncia que el presidente iba a concurrir a saludarla, llegó enseguida acompañado por Alberto Fernández, luego de los saludos Kirchner le dijo: “Vea Eva, quiero decirle que no se aguanta más esta violencia, haga todo lo que haya que hacer. Ya se lo dijo este ministro a quien le pedí que hablara con usted. Y quiero todo lo que él le dijo. Vamos a ir fuerte contra la violencia”.

En concreto tenía que crear dos brigadas, una contra la violencia contra las mujeres y la otra contra la prostitución infantil, también debía redactar esa nueva ley sobre la trata de personas.

Luego Kirchner agregó: “Vea Eva, estoy muy contento y orgulloso que ahora trabaje con nosotros, vamos a ir para adelante”. Y luego se retiró.

A partir de ese momento Eva Giberti comenzó a redactar el Programa de Víctimas contra la Violencia y en la creación de las brigadas, comenzaba a intervenir la policía en ambas y se creó el número 137 para las denuncias.

Desde octubre de 2006 el 137 atiende los llamados de las víctimas y las va a buscar a las casas o al lugar donde se encuentren para trasladarlas a realizar la denuncia y luego encontrarle un lugar seguro para refugiarse, mientras el juez determina las medidas para contener al responsable de la violencia.

Eva Giberti concluye su recuerdo: “el 137 transita las calles durante las 24 horas transportando un policía, una trabajadora social y una psicóloga, como fue el diseño inicial que redacté hace tantos años cumpliendo con el pedido de aquel presidente.” (3)

A raíz de esa reunión el Ministerio del Interior dispuso la resolución 314 por el cual se creaba el programa “Las víctimas contra la violencia” y se designaba coordinadora a Eva Giberti, también disponía que todas las fuerzas de seguridad respondieran del Ministerio del Interior.

Decía esa resolución: “Que ante un contexto que redunda diariamente en numerosas víctimas de la violencia en todas sus expresiones, el Ministerio del Interior impulsará medidas concretas para prevenir, asistir y combatir la violencia en todas sus formas”.

Y también declaraba: “Que en ese marco, se propicia un plan de asistencia y prevención con el objeto de proteger a las víctimas menores de edad de la prostitución, el maltrato, las violencias, familiar y sexual, y la explotación infantil”
Esas brigadas realizaron 903 intervenciones por denuncias en 2010 y 2011, mientras que en ese último año, 485 niños, niñas y adolescentes fueron atendidas por ser víctimas de violencia sexual, estas estadísticas sólo contemplan la ciudad de Buenos Aires lo que permiten dar una idea de la gravedad del tema.

Durante el gobierno de Cristina Fernández se aprobó la Ley 26485 el 11 de marzo de 2009 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos de sus Relaciones Interpersonales”.

La Ley indicaba que la violencia contra la mujer podía ser física, psicológica, sexual, económica y patrimonial y simbólica, se establecía el Consejo Nacional de Mujer el organismo competente para elaborar, implementar y monitorear un Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

Se establecía la gratuidad de las acciones judiciales y el patrocinio jurídico especializado, además de una larga serie de restricciones para el agresor como prohibirle la compra y tenencia de armas, y ordenar el secuestro de las que estuvieren en su posesión; como también la adopción de medidas de seguridad en el domicilio de la mujer agredida.

Ir al siguiente capítulo

(1) Kirchner el tipo que supo. Mario Wainfeld. Siglo Veintiuno editores. 2016. Pag 273
(2) Idem Pags 273 y 274
(3) Eva Giberti. Pagina 12 . 9/4/2020

Volver al índice