El Forjista

Y un día América Latina se puso de pie

Biografía de Hugo Chávez

Capítulo 4 - La carrera militar

Placeholder image

 

Al mes de recibirse fue destinado al regimiento de Barinas, con su primer sueldo le compró toda clase de artículos para la casa a su abuela Rosa.

En Barinas había pasado una buena parte de su vida y tenía a sus familiares y amigos, una de las misiones que le asignaron fue reclutar jóvenes para que se incorporen al ejército por eso realizó una serie de conferencias en los colegios secundarios a los muchachos de quinto año.

En este destino mostró su aptitud para las relaciones personales y demostró su creencia que los militares debían estar estrechamente vinculados a la comunidad, participó de una gran cantidad de actividades deportivas y culturales muchas de ellas realizadas fuera del cuartel. Chávez por su parte le enseñaba a dibujar y pintar a los soldados.

Como siempre mantenía interés en la política con parte de su sueldo de subteniente colaboraba con el partido de izquierda Causa R en la que militaba su amigo Federico Ruiz-Tirado, uno de los hijos de Ruiz-Guevara, e incluso en alguna oportunidad salió a pegar carteles partidarios con sus amigos.

A los 23 años se casó con Nancy Colmenares con quién tuvo tres hijos: Rosa Virginia, María Gabriela y Hugo Rafael.

Permaneció en Barinas hasta mayo de 1977, luego fue destinado a Cumaná un destacamento que tenía por finalidad combatir a la guerrilla aunque la misma se encontraba prácticamente derrotada y sólo producía algunos hechos aislados, sin embargo debió presenciar algunos sucesos que pusieron en duda su continuidad en el ejército.

Tuvo un altercado con un coronel de Inteligencia que llegó a su unidad con algunos campesinos detenidos a los que acusaba de actuar en la guerrilla, los apresados fueron salvajemente golpeados, Chávez intervino firmemente para que se terminara con la sesión de tortura, pero su participación le valió la acusación de rebelarse contra un superior, su castigo consistió en quitarle el mando de tropa y sus destinos también fueron parte de la sanción porque fue enviado a lugares remotos.

Cuando Chávez se graduó era el séptimo de su camada lo que indica que era un cadete destacado, pero sus actos de resistencia a las acciones injustas lo fueron relegando en una  institución que privilegia la obediencia, en 1978 fue ascendido a teniente pero ya se encontraba entre los últimos de su promoción. Una de sus características fue no callarse la boca cuando surgía una discrepancia  con sus superiores.

Entre ese incidente y comienzos de los 80, Chávez se replanteó varias veces si no se había equivocado al seguir esa carrera, en alguna oportunidad hasta pensó seriamente en pedir el retiro, su amigo y mentor Ruiz-Guevara lo convenció que no lo hiciera pero le recomendó que buscara aliados con los que pudiera cambiar la situación interna del Ejército.

Dio inicio así a su actividad conspirativa, en octubre de 1977, junto a dos sargentos y un soldado que era sobrino suyo llegó a formar un grupo al que denominó Ejército de Liberación de Pueblo de Venezuela, el cual tuvo la finalidad de poder canalizar su rebeldía, sin embargo el grupo nunca tuvo más de 10 miembros y no se conoce que haya realizado ninguna actividad en concreto.

En las incursiones contra la guerrilla los militares encontraron un viejo Mercedes Benz abandonado que tenía el baúl lleno de libros de autores de izquierda, Chávez se quedó con ese material que leyó ávidamente por su “desespero de conocimiento”, según su propia opinión consideraba que a los 22 años ya era un hombre con ideas de izquierda.

Pidió un cambio de rama dentro del Ejército, de Comunicaciones solicitó pasar a Blindados por eso en  1979 se capacita en este tipo de vehículos,  al año siguiente fue designado instructor en la Academia Militar, en este instituto se reúne con algunos de los que serían sus compañeros del Movimiento Bolivariano y comienzan su esfuerzo por convencer a las nuevas generaciones de cadetes. Este trabajo se interrumpió cuando varios padres de los alumnos se quejaron por los mensajes de Chávez y sus compañeros, como resultado de esos reclamos, los instructores fueron trasladados a distintos puntos del país.

En enero de 1982 recibe una noticia que lo golpea muy duramente, fallecía su abuela Rosa, ese mismo año fue ascendido a capitán.    

En 1985 fue destinado al Escuadrón de Caballería Motorizada de Elorza, aquí dedica su tiempo libre a indagar sobre la vida de Maisanta pues los pobladores más ancianos aún recordaban lo que se comentaba de su lucha, también de acuerdo a su costumbre de tomar contacto con la población  donde era destinado, muestra una honda preocupación por la situación de las comunidades indígenas, este interés del joven oficial por los pueblos originarios se reflejará en la Constitución Bolivariana que se dictará ni bien llegue a la presidencia.

Chávez llegó a integrarse a las excursiones realizadas por la socióloga Arelis Sumávila de la Universidad Central de Venezuela, quién llevaba un largo tiempo estudiando a las tribus de la región, esto le permitió pasar varios días con ellos y conocer de cerca su hábitat y costumbres, cuando los representantes de las tribus visitaban la ciudad, Chávez los invitaba a comer a su casa. También incentivó las actividades conjuntas entre soldados y los miembros de esas comunidades.

En cambio tuvo algunos inconvenientes con los ganaderos a quienes no escuchaba en sus reclamos contra las comunidades indígenas por supuestas intromisiones en sus tierras, de esta manera se elevaron algunas quejas de los terratenientes hacia la superioridad militar porque Chávez no escuchaba sus quejas, ya que estaban acostumbrados a que el ejército actuaran en defensa de sus intereses y en contra de las poblaciones indígenas.

En 1986  fue ascendido a Mayor y en 1988 fue destinado a un puesto que le permitía regresar a Caracas y ocupar un lugar que se prestaba muy bien a sus actividades conspirativas, ocupa el puesto de ayudante del secretario Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, General Arnoldo Rodríguez Ochoa, en el Palacio de Miraflores que es donde se encuentra la casa de gobierno, en este puesto se encontraba cuando Carlos Andrés Pérez asciende a la presidencia en su segundo mandato obteniendo el 53 % de los votos en diciembre de 1988.

En octubre de 1988 tuvo lugar un incidente muy confuso que se conoció con el nombre “La noche de los tanques” cuando una columna de blindados salió de Fuerte Tiuma, la guarnición más importante de Caracas, para dirigirse al Ministerio del Interior, donde se encontraba Simón Alberto Consavi que estaba a cargo del Poder Ejecutivo porque el presidente Jaime Luisinchi se encontraba en el exterior. 10 tanques llegaron a rodear el edificio y las puertas del Ministerio fueron bloqueadas, luego de unas horas los tanques retornaron por donde habían llegado.

A raíz de este suceso se inició una investigación en el seno del Ejército, varios meses después de ocurrida la movilización de los blindados, cuando llegó a su puesto en el Palacio Miraflores, Chávez fue detenido y llevado al Ministerio de Defensa en el Fuerte Tiuma, al llegar ya se encontraban privados de la libertad algunos miembros del movimiento bolivariano como Yoel Acosta, Jesús Urdaneta y Jesús Ortíz, los detenidos llegaban a 15, sin embargo todos los cargos fueron retirados y los detenidos fueron liberados. Quienes intervinieron en ese suceso alegaron que se trataba de un simple ejercicio militar, mientras que los integrantes del Movimiento Bolivariano negaron cualquier participación en dicho suceso.

En 1990 es ascendido a teniente coronel y realizó un  Master en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar de Caracas, si bien no presentó la tesis, muestra a las claras su interés por la actividad política.

En 1991 termina el curso de Comando y Estado Mayor en la Escuela Superior del Ejército y asume el mando de la Brigada de Paracaidistas Coronel Antonio Nicolás Briceño con base en Maracay, lograba uno de los objetivos que se habían impuesto los integrantes del Movimiento Bolivariano que era llegar a tener mando de tropa.
    

Ir al capítulo siguiente

Volver al índice