El Forjista

Y un día América Latina se puso de pie

Biografía de Hugo Chávez

Capítulo 20 - Una perdida, muchas ganadas

Placeholder image

 

Hacia fines de 2003 la oposición realizó un nuevo intento para desplazar a Hugo Chávez pero la particularidad en esta oportunidad era que lo hacía de acuerdo a las atribuciones que le permitía la Constitución Bolivariana que prescribía que todos los cargos políticos podían  ser revocados mediante un referendo.

En noviembre de ese año comenzaron a recolectar firmas con la finalidad de cumplimentar los pasos para poder realizar la convocatoria al referendo, se produjo una larga discusión sobre la validez de las firmas presentadas por la oposición, sin embargo la Justicia terminó aceptando el llamado al referendo.

Oficialismo y oposición se lanzaron entonces a captar adhesiones, los primeros haciendo la campaña por el NO, que significaba el rechazo a la revocatoria del mandato, y sus adversarios por el SI que de haber ganado hubiese constituido, en cuestión de días, el fin del mandato de Hugo Chávez.

El 29 de febrero de 2004 el chavismo realizó un imponente acto donde el orador principal fue el presidente quién denunció la participación norteamericana en la política interna del país.

El 15 de agosto se realizó el referendo donde el NO obtuvo una contundente victoria con el 60 % de los votos, nuevamente la oposición resultada derrotada en las urnas. Los sectores antichavistas denunciaron fraude como cada vez que perdían, sin embargo varias organizaciones que habían participado en el control de las elecciones lo desmintieron terminantemente, entre ellos el ex presidente norteamericano James Carter.

Chavez ganaba hasta ese momento siete elecciones, la presidencial de 1998, referendo sobre convocatoria a la Asamblea Constituyente 1999, elecciones para la asamblea constituyente 1999 referendo aprobatorio de la constitución 1999, elecciones presidenciales y de gobernadores en el 2000, elecciones de alcaldes en 2000 y referendo revocatorio en el 2004.

Y volvió a ganar otra más, tal vez la más importante porque se presentó para su reelección en el 2006, su primer mandato había debido sortear un cúmulo de dificultades  por la actitud desestabilizadora de las fuerzas antichavistas, tanto las que se encontraba dentro de Venezuela como aquellas que desde el exterior calumniaban a la Revolución Bolivariana y financiaban las acciones golpistas, por eso esta elección era la posibilidad de verificar que pensaba el pueblo de su presidente, la respuesta fue por demás elocuente, Chávez triunfó con el 63 % de los votos.

Luego de la reelección el gobierno lanzó una ofensiva para profundizar el rumbo revolucionario que podría reflejarse en dos decisiones:  un intento de reforma constitucional y el lanzamiento del Partido Socialista Unido de Venezuela.

La reforma que proponía modificar 69 artículos de la Constitución Bolivariana levantó una inmensa polvareda entre la oposición que hizo hincapié en aquellas cuestiones que daban mayores atribuciones al presidente y dejó de lado muchas de la medidas que significaban un avance progresista.

Esta reforma elevaba el mandato presidencial de 6 a 7 años y no ponía límites a la cantidad de reelecciones, le permitía al presidente crear regiones especiales con fines estratégicos y nombrar las autoridades en dichas zonas, elevaba los porcentajes de firmas para activar los mecanismos de consulta popular.

Estas modificaciones planteaban una reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias y 36 semanales, y también  creaba un fondo se seguridad social para los trabajadores por cuenta propia. 

A raíz de estas propuestas se produjeron algunos desgajamientos de sectores chavistas que se opusieron a la reforma uno de ellos fue el general Baduel, uno de los juramentados en el Samán de Güere,  y el grupo político PODEMOS, que era un desprendimiento del MAS.

La convocatoria electoral se llevó a cabo el 2 de diciembre de 2007 y determinó la única derrota electoral de Hugo Chávez por apenas el 1,31 %.

Este suceso electoral también sirve para ver el comportamiento de la oposición y la gran prensa que estaba preparada para denunciar fraude como hacía cada vez que era derrotada. Tal es así que Reuters, CNN y el diario El País de España, anunciaron que había triunfado la reforma, sin embargo Chávez salió a hablar y reconocer la derrota.

Al día siguiente la prensa se apresuró a anunciar el fin del chavismo y comenzó una constante acción empresarial de desabastecimiento a los efectos de provocar el descontento de la población.

Pero la revolución bolivariana contaba con un empuje que no podía detener la reaccionaria oposición, Chávez realizó un cambio de gabinete, anunció una serie de indultos y amnistías  que beneficiaba a sus rivales políticos  y confirmó el lanzamiento del Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV.

El 15 de diciembre de 2006 Chávez efectuó el primer llamado a constituir un solo partido entre todas aquellas agrupaciones que apoyaban al gobierno, aquellos partidos que no estuvieran dispuestos a disolverse no podrían formar parte del gobierno, esta obligación se flexibilizó un tiempo después.

Tres partidos se negaron a tal iniciativa el partido PODEMOS, que ya venía sosteniendo divergencias con la administración nacional, Patria para Todos PPT y el Partido Comunista, éste último seguiría apoyando a la revolución. En los dos primeros partidos se produjeron una serie de renuncias de militantes que pasaron a formar parte del nuevo partido.

El 14 de mayo de 2008 Chávez asumió la presidencia del Partido Socialista Unido de Venezuela, esta iniciativa también implicó una gran organización popular a través de los Batallones Socialistas llegando a constituirse unos 19.000 en todo el país.

En diciembre de 2008 en la Asamblea Nacional se aprueba la reforma de los artículos de la Constitución para permitir la reelección indefinida de todos los cargos electivos incluso el de presidente, la propuesta fue acompañada con la firma de 4,7 millones de ciudadanos que apoyaban la modificación. El 15 de febrero de 2009, el pueblo venezolano se expresó favorablemente a modificar la Constitución en un porcentaje del 55%.

Cuando Chávez se presentó a la segunda reelección la oposición se unió detrás del candidato Henrique Capriles Radonski, toda la prensa internacional que cotidianamente había difamado a Chávez había puesto sus expectativas en que por fin podrían derrotar a su odiado enemigo.

La oposición y la prensa corporativa de la Argentina viajaron a Venezuela con las expectativa de poder levantar la mano de Capriles, montando un espectáculo bochornoso, que concluyó con un descomunal papelón, el operador estrella del Grupo Clarín como no pudo traer la noticia que alegrara a sus patrones montó un show en el aeropuerto de Caracas tratando de mostrar una censura a la prensa que nunca existió. 

Pero ¡Chávez lo hizo otra vez! Se enfrentó  a un conglomerado de fuerzas reaccionarias y a la usina de medios que responden al Imperio y los venció en las elecciones del 7 de diciembre de 2012 con un 55% y dos meses más tarde el chavismo ganaba en 20 de las 23 gobernaciones. 

Ir al capítulo siguiente

Volver al índice