El Forjista

Y un día América Latina se puso de pie

Biografía de Hugo Chávez

Capítulo 15 - Contragolpe popular

Placeholder image

 

En un primer momento los sectores que apoyaban al gobierno no se movilizaron masivamente, salvo algunos grupos menores que hicieron frente a los golpistas, había confusión porque los medios que en su mayoría apoyaban el intento, distorsionaban la información y señalaban que Chávez había renunciado, mientras que no se conocieron noticias desde el gobierno en las primeras horas después de la detención del presidente.

Los funcionarios chavistas necesitaban romper el cerco informativo, el vicepresidente habló por la cadena CNN por vía telefónica, desmintiendo la renuncia del presidente e indicando que se estaba en presencia de un golpe de estado. También la esposa del presidente Marisabel Rodríguez hizo declaraciones para la cadena norteamericana negando que su esposo hubiera renunciado.

El diputado oficialista Tarek Saab llamó a los diarios El Nacional y El Universal, también a la estación radial Unión Radio para denunciar la situación de golpe y la prisión del presidente pero ninguno de ellos reprodujo sus palabras.

El general Raúl Baduel, uno de los juramentados en el Samán de Güere, denunció que recibió varias propuestas para sumarse al golpe, una de ellas provino de Luis Miquilena que tres meses antes formaba parte del gobierno, el 13 de abril intentó difundir un comunicado de los generales leales pero no fue difundido por la prensa, dicho documento expresaba: “Exigimos acceso a los medios masivos de información, ya que en estos momentos, no están cumpliendo su función de máximos defensores del derecho a la información veraz... Cumplan pues con el máximo interés de cualquier ser humano decente, ya que por su complacencia muere gente inocente y eso pesará sobre sus conciencias”.

Baduel también denunció que recibió una oferta económica para traicionar la revolución y que dos  funcionarios del departamento de Estado de los Estados Unidos trataron de conectarse con él con la intención de convencerlo de integrarse a la conspiración,  dio  a conocer sus nombres: Thomas A. Shannon y Phillip Chicola.

En Maracay 14 generales con el mando de 20 batallones permanecieron leales al gobierno, ellos disponían de 20.000 hombres con artillería, tanques y fuerza aérea con un poder que superaba al de los golpistas. El 80 % de los comandantes en  todo el país no habían adherido al golpe.

Estando detenido en el Fuerte Tiuma, Chávez pudo llamar a su hija María Gabriela y le pidió que denunciara la situación, que llamara a Fidel que era el único que podía hacer una denuncia con repercusión internacional, le dijo a su hija: “Dile que soy un presidente preso, que yo no he renunciado”.

Ella llamó al centro de Comunicaciones del Palacio de Miraflores donde aún quedaban hombres leales a su padre, le pidió que la comunicaran con Fidel cosa que hicieron de inmediato, María Gabriela le dijo al líder cubano: “Mi papá me pidió que te dijera que si muere hoy, es porque será leal a sus convicciones hasta el último momento. Me dijo expresamente que te lo dijera ti”. 

Fidel le pidió el número para poder llamarla, a partir de ese momento se comunicó cada media hora, también le recomendó que hablara con Randy Alonso el conductor de un programa televisivo cubano.

En esos días la hija de Chávez que iba a la Facultad de Ciencias de la Comunicación debió padecer de la agresividad y soberbia de los estudiantes escuálidos, término que es sinónimo de nuestro “gorila”.

El 12 de abril María Gabriela fue entrevistada por Randy Alonso para su programa “A la mesa redonda”, dijo la hija del presidente: “Primero un saludo a todo el pueblo cubano. Hace dos horas logramos comunicarnos con mi papá. Nos llamó por teléfono y nos dijo que por favor le comunicáramos al mundo entero que él en ningún momento ha renunciado, que en ningún momento ha firmado ningún decreto presidencial que destituya al vicepresidente Diosdado Cabello y mucho menos ha renunciado él. Simplemente, fueron unos militares y lo detuvieron y se lo llevaron a Fuerte Tiuna, a la Comandancia General del Ejército y en estos momentos está detenido en el Regimiento de la Policía Militar de Fuerte Tiuna. Lo tienen completamente incomunicado, solo le permitieron hablar con nosotros, sus hijos, y nos pidió que buscáramos un abogado, que habláramos con los amigos, con los familiares, para exigirles el respeto a sus derechos y para que lo podamos ver, porque no sabíamos cuando podíamos volver a hablar”.

El día 12 comenzó a jugar un papel determinante un protagonista que las clases privilegiadas nunca tienen en cuenta, hicieron su aparición  los sectores populares que  bajaron de los cerros en una inmensa  movilización en adhesión al presidente constitucional.

Una enorme cantidad de venezolanos salieron a defender al presidente detenido y  las conquistas obtenidas durante su gobierno, los centros principales del levantamiento contra el golpismo fueron Maracay y los barrios del sur de Caracas.

La población comenzó a rodear los cuarteles, a las 20:30 horas del 12 de abril había un cerco humano alrededor de  la base de paracaídas en Maracay, fue esa presencia la que le dio estímulo a los militares para comenzar la resistencia, por cierto que también hubo quienes actuaron con iniciativa propia como el oficial  que subido a un tanque arengó a los partidarios chavistas que se congregaron frente al Fuerte Tiuma.

Entre los dirigentes de los partidos oficialistas hubo algunos que actuaron con gran coraje pero también los hubo quienes dudaron sobre la actitud que debían asumir.

Ante la complicidad de la mayoría de los medios de comunicación sólo Radio Bemba jugó un papel determinante para conocer la verdad de lo que estaba ocurriendo, también jugó un rol importante la radio católica Fe y Alegría, mientras que los canales de televisión trataban de ocultar la realidad emitiendo dibujos animados, películas y telenovelas.

El 13 de abril en un desesperado intento por recuperar la iniciativa, Carmona realiza cambios en el decreto del día anterior dejando sin efecto la disolución de la Asamblea Nacional, pero en ese momento el vicepresidente Cabello reaparece desde la clandestinidad para restaurar el poder constitucional, al finalizar el día asume la presidencia provisional en Miraflores que ya había sido recuperado por los sectores leales, el juramento lo realiza ante el presidente de la Asamblea Nacional, William Lara, que en todo momento se negó a reconocer a Carmona.    

El Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, denunció ante los medios que se había producido un golpe de estado y que por lo tanto el gobierno de Carmona era inconstitucional.

También el Comandante en Jefe del Ejército Efraín Vázquez hizo pública la decisión de no reconocer a Carmona, el Inspector General de la Guardia Nacional Carlos Alfonso Martínez se pronunció en un mismo sentido. Ese día 13 a las 22 horas Pedro Carmona renunció a la presidencia que había usurpado.

El general Alí Uzcátegui Duque fue el encargado de liberar a Chávez, ambos llegaron a las 3:45 del día 14 de abril a Miraflores volando en helicóptero desde la Isla de La Orchila hasta Miraflores, donde se habían concentrado varios miles de partidarios.

Reasumió las funciones anunciando que retornaba sin “odio ni rencor” y exhortó a los medios de comunicación a que realicen “profundas rectificaciones”, unos  días después Chávez llamó a un  diálogo nacional y efectuó modificaciones en el gabinete. Los acontecimientos ocurridos entre el 11 y el 14 produjeron 20 muertos y 110 heridos.

Muchos de los civiles que participaron del golpe huyeron del país, Carmona pasó algunos días en arresto domiciliario fugándose y pidiendo asilo en Colombia.

Luego del intento golpista se realizaron los “Encuentros de Solidaridad con la Revolución Bolivariana” donde concurrieron intelectuales y personalidades destacadas como Ignacio Ramonet, Armand Matterlart, James Petras, Marta Harnecker, Evo Morales, Fernando Solanas, Hebe de Bonafini, Daniel ortega y Heinz Dietrich, entre otros.
El Tribunal Superior de Justicia en un fallo insólito dispuso que en esos días se había producido una situación de vacío de poder por lo cual procedió a liberar de responsabilidad a militares y civiles que participaron del golpe.

El 16 de agosto del 2002 se realizó una multitudinaria manifestación para protestar contra la decisión del Tribunal Supremo de la Justicia que dictaminó que no hubo golpe de estado en Venezuela y que por lo tanto nadie debía ser detenido. Algunos militares golpistas fueron dados de baja que era lo que menos se merecían, sin embargo, nadie fue a prisión porque cuando reasumió el poder Chávez pidió que se liberaran a todos los golpistas detenidos.  

Modesto Guerrero señala que luego de la recuperación del poder se produjo una profundización del gobierno revolucionario: “Desde el 2002 no hubo más representantes de las clases dominantes en el gabinete. No sólo ya no querían, tampoco podían. Y las masas anónimas que habían protagonizado el acto revolucionario del 13 de abril no los aceptaban.  Fue entonces cuando sus enemigos dentro y fuera comenzaron a comprender que algo se les estaba escapando de las manos”.

El gobierno creó los Círculos Bolivarianos para que el pueblo se organizara desde la base, algunos indican que la cantidad de esas organizaciones llegaron a 100.000 en todo el país.

Tiempo después se consultó a Chávez sobre que era lo que más le dolió de las jornadas del abril del 2002, él contestó: “Sin duda alguna: los inocentes que cayeron frente a este Palacio, abatidos por los francotiradores contrarrevolucionarios... Ese es uno de los dolores más grandes de aquellos momentos terribles en abril de 2002, y luego hubo otros muchos, ¿no? Los traidores duelen también. Pero al igual que me ocurrió cuando me enfrenté a la pérdida de la abuela, tuve una reacción de vida. Resurgí con mayor vitalidad”.

En tanto José Vicente Rangel respondió cuando se le preguntó si pensaba que se podía recuperar el poder tan rápido, el ministro contestó: No, nadie podía pensar eso, fue una sorpresa para todos. Un regalo que nos dio el pueblo, porque si en algún acto se demostró la capacidad de movilización del pueblo, fue en el del 13 de abril. A mí no me pueden decir que fue una cosa de movilización del aparato ni nada de esa vaina”.

Realizando otra analogía con la Argentina podríamos decir que esta aparición del pueblo venezolano tiene algunas similitudes con el 17 de octubre de 1945, donde el pueblo argentino rescató a su líder de las cárceles de la oligarquía para llevarlo luego al gobierno por el voto popular.

Si el golpe oligárquico imperialista fracasó en Venezuela se debió fundamentalmente a la participación protagónica de las clases populares que eran plenamente concientes que significaba la derrota del chavismo, obviamente también debe señalarse que jugaron un papel esencial la actuación mayoritaria de las Fuerzas Armadas Bolivarianas en la defensa de la democracia y la revolución.

Otro aspecto que debe remarcarse es que a pesar que la prensa canalla, venezolana y extranjera,  ha tratado de construir una imagen distorsionada presentándolo como una persona violenta, Chávez ha actuado con una grandeza que demostraba su sensibilidad y humanismo: tratando de evitar enfrentamientos sangrientos, padeciendo sinceramente por las víctimas  y actuando sin rencor incluso ante la traición.

Ir al capítulo siguiente

Volver al índice