El Forjista

 

El camino de Santiago. Desaparición y muerte de Santiago Maldonado

 

Dirección: Tristán Bauer

Investigación Periodística : Juan Alonso

Voz : Darío Grandinetti

Guión: Omar Quiroga - Florencia Kirchner

Tema Original: "Las ausencias" León Gieco

 
 


 


 


  


 


 



    


 


 



 

 

 

No es sencillo emprender un comentario sobre este documental sin dejarse abrumar por hechos que sólo pueden provocar indignación ante una muerte absurda, evitable y que sólo es posible en el marco de un Estado que ha vuelto a mutar para convertirse en generador de acontecimientos con un salvajismo propio de épocas oscuras donde imperaban los dictadores más crueles.

Sin embargo, es necesario sobreponerse a la indignación para tratar de abordar el análisis sin renegar de la profundidad de los sentimientos, pero también recurriendo al razonamiento un poco más frío para encarar el comentario de esta película realizada por un equipo que dirigió Tristán Bauer.

Cada palabra de Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, conmocionan e impactan, siempre la pérdida de un ser querido resulta sumamente dolorosa, pero más aún cuando no se encuentran explicaciones por esa pérdida y cuando se trata de una vida joven a la que aún le quedaban muchos años para entregar todo un potencial fortalecido por ideas transformadoras que lo llevaban a abrazar la causa de los desposeídos.

Desde este sitio venimos diciendo desde hace tiempo, no hay nada casual en que la demonización que realizan los que detentan el poder esté focalizada en los jóvenes que se sienten atraídos por sentimientos de profunda solidaridad.

Si cada expresión de Sergio Maldonado llega al corazón de los espectadores, no es posible encontrar palabras para definir las sensaciones al escuchar a la madre de Santiago, en ese martirio que significaron esos 77 días en que Santiago estuvo desaparecido y la posterior confirmación de su muerte, aquél 17 de octubre de 2017 cuando apareció su cadáver en el Río Chubut.

Pero este documental se convierte en un documento imprescindible para abordar esta tragedia, sin lugar a dudas, se aprecia la labor de uno de los periodistas de investigación más importantes de nuestro país, Juan Alonso, que supo seguir con la meticulosidad que lo caracteriza ese camino que la represión de la Gendarmería lo obligó a seguir a Santiago.

También merece remarcarse la contextualización histórica que realiza el documental y que comienza con la denominada Campaña del Desierto emprendida en 1879 por el General Julio A. Roca que implicó una masacre de los pueblos originarios que habitaban esa región.

Los mapuches fueron los principales afectados por ese accionar, pero hubo otros que en cambio obtuvieron enormes beneficios, unas pocas familias que a raíz de esa campaña se convirtieron en grandes terratenientes, un dato de gran importancia que la película remarca con claridad es que los nietos y biznietos de esos grandes beneficiados hoy se encuentran en un gobierno que ha convertido a los mapuches en uno de los grandes enemigos internos.

Tierras ensangrentadas por la persecución a varias generaciones de esos pueblos originarios y que hoy vuelven a teñirse de rojo, tanto ayer como hoy aparecen apellidos vinculados al saqueo como Bullrich, Braun, Peña; a los que en la actualidad hay que agregar a terratenientes extranjeros como Benetton y Lewis, que cuentan con la protección del gobierno y fuerzas se seguridad puestas a su servicio.

Lo vemos en los gobiernos de los Estados Unidos y a sus admiradores por estas tierras que parecen seguir ese ejemplo, estos gobernantes necesitan inventar enemigos internos para generar odio en una porción adormecida de la sociedad y justificar sus acciones de represión, para el gobierno macrista los mapuches se han convertido en uno de sus principales enemigos.

En la creación de ese enemigo interno cuentan con la colaboración de una prensa canalla conformada por mercenarios que cobran religiosamente del erario público para vomitar a sabiendas mentiras que son meticulosamente preparadas por los servicios de inteligencia que maneja el Estado.

Los medios de comunicación plantaron una infinidad de pistas falsas en la investigación por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, además trataron de transformar a las víctimas en victimarios, uno de los lacayos de la oligarquía llegó a plantear la posibilidad que a Santiago lo hayan matado los mismos mapuches, y desde Clarín se llegó a comparar a los mapuches con el terrorismo del ISIS.
No hay casualidad alguna en que el mismo día del sepelio de Santiago, era asesinado por la espalda Rafael Nahuel por los prefectos enviados por Patricia Bullrich.

La única falencia que podríamos señalar a la película es no haber hecho mención a la masacre de trabajadores ocurrida en 1921, que la monumental obra de Osvaldo Bayer permitió que los argentinos la conociéramos, porque los instigadores de la masacre fueron los mismos terratenientes de la Sociedad Rural que hoy piden que se persiga a los mapuches, en aquel momento fue el ejercito el ejecutor de cientos o tal vez miles de trabajadores, ahora se utilizó a la gendarmería para perseguir a Santiago Maldonado y a la Prefectura para asesinar a Rafael Nahuel.

Como no puede ser de otra manera hay una gran cantidad de preguntas que no tienen respuesta, y no la tienen, por el accionar corrupto de un Poder Judicial que actúa en defensa de los victimarios y que se puso a investigar a las víctimas, que se negó sistemáticamente a adoptar medidas elementales en cualquier investigación: como la de analizar los celulares de los gendarmes que participaron en la represión, permitir que las camionetas intervinientes fueran lavadas antes de ser peritadas y negarse a investigar quién atendió el celular de Santiago cuando ya estaba desaparecido.

Pero sobre lo que no queda ningún lugar a dudas es sobre la responsabilidad de la muerte de Santiago: los gendarmes que intervinieron en el operativo, Pablo Nocetti funcionario del ministerio de Seguridad quién dirigió el operativo represivo, la ministra encargada de la represión, Patricia Bullrich y el presidente Mauricio Macri que continúa manteniendo en su puesto a la principal responsable de las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Volver a la Página Principal